RESPONSABILIDAD CIVIL

BROKER MENORCA CORREDURIA DE SEGUROS, S.L. Advertencias Legales CONTACTO BROKER MENORCA OFERTAS Catalán Inglés Buscador OFICINAS Diccionario Seguros Terminos Maritimos Aseguradoras de Confianza WEBS ASEGURADORAS

CORREDURíA DE SEGUROS PRODUCTOS FINANCIEROS INMOBILIARIA SISTEMAS DE SEGURIDAD TRADUCCIONES

Arriba ACCIDENTES ACTIVIDADES ELECTRONICAS AERONAVES AVIONETAS Y HELICOPTEROS AFIANZAMIENTO DE CANTIDADES ANTICIPADAS SEGUROS AGRARIOS ASISTENCIA JURIDICA ALOJAMIENTOS TURISTICOS ASISTENCIA EN VIAJES AUTOMOVIL AVERIA DE MAQUINARIA CANCELACION BODAS CARAVANAS CASCOS CINEMATOGRAFIA CREDITO Y CAUCION DAÑOS DECENAL CONSTRUCCION DECESOS SEGURO DE DEPENDENCIA EMBARCACIONES DE RECREO EQUIPOS ELECTRONICOS ERRORES U OMISIONES MONTAJE INDUSTRIAL MULTIRRIESGO DE HOGAR PRODUCTO MULTIRRIESGO DE EDIFICIOS MULTIRRIESGO COMERCIOS PENSIONES RESPONSABILIDAD CIVIL SUSPENSIÓN DE ESPECTÁCULOS PRODUCTO PERDIDA DE LICENCIA TODO RIESGO A LA CONSTRUCCION TRANSPORTE SEGUROS DE VIDA

La responsabilidad ha existido y convivido con la humanidad. Con el paso de los años y la entrada en la Edad Moderna, estas situaciones se han venido regulando y estableciendo compensaciones en función del alcance de dicha responsabilidad.

En nuestro país, el Código Civil nos dice que toda persona que causa un daño a otra está obligado a repararlo, independientemente que haya sido causado de forma voluntaria, por negligencia o por omisión.

En base a esta definición, cualquier persona, en el transcurso de su vida puede, sin querer o de forma intencionada, originar situaciones que dañen a terceras personas. La reparación de este daño suele ser una compensación de tipo económico, lo que afecta directamente al patrimonio del causante de la acción.

Los seguros de responsabilidad civil sirven para que las persones desempeñen sus actividades normales sin tener constantemente el temor de que sus actuaciones impliquen una pérdida en su patrimonio. Permiten, por tanto, una mayor confianza en las actuaciones que vamos a llevar a cabo porque, si en alguna de ellas causamos un daño a un tercero, tenemos las espaldas cubiertas ante cualquier compensación económica que se determine.

¿Cómo se origina la responsabilidad civil?

Los orígenes de las actuaciones que pueden derivar en una responsabilidad civil son muy variadas. Por ejemplo, puede derivar del incumplimiento de un contrato o de una acción u omisión involuntaria, sin que exista ninguna relación jurídica anterior.

Puede, a su vez, ser la consecuencia de un acto de la persona que lo causa, o de quienes dependen de él directamente.

Si la persona que causa el daño no es solvente para repararlo, puede ser que la responsabilidad del mismo recaiga sobre un tercero que lo asuma.

En todos estos casos, la acción u omisión, ya sea voluntaria o no, no ha sido correcta, y esto ha derivado en una situación que perjudica a otra u otras personas. Esta situación es demostrable y, por tanto, existe un culpable o responsable.

Por el contrario, puede darse el caso de que la persona sea culpable, no por una actuación demostrable sino porque concurren una serie de circunstancias, reguladas por ley, que asignan la responsabilidad. La única forma de eludir la responsabilidad en estos casos es demostrar que la causa de la que se le responsabiliza ha sido fortuita. Este es el caso típico de la responsabilidad civil del seguro de vehículos a motor, en la que el propio Código de la Circulación establece la responsabilidad si concurren unas determinadas circunstancias.

La característica de los seguros de responsabilidad civil es que, en la mayoría de los casos, se desconoce el alcance del posible daño a causar. La suma asegurada no se corresponde con el valor de un bien material, pues no se sabe de antemano qué bien va a ser dañado, si es que el daño no es físico o moral.

Por esta razón, la determinación del capital asegurado se realiza en base a la lógica y a las circunstancias personales del tomador del seguro estableciendo, hipótesis del daño que se cree puede ocasionar.

¿Cuál es la primera distinción a efectuar en el concepto de R.C.?

Lo primero que hay que determinar es el hecho o situación que da lugar a esta responsabilidad. En este sentido, se pueden diferenciar dos grandes grupos: la contractual y la extracontractual.

¿Qué es la responsabilidad civil contractual?

Se trata de la situación en la que asegurado y perjudicado están unidos por una relación contractual que se incumple. En este caso, el alcance del daño puede ser conocido de antemano, o cuando menos estimado, y se desprende de los propios términos del contrato.

Es preciso recordar que esto no es lo habitual, pues la existencia de un contrato facilita enormemente la determinación del capital a asegurar.

¿Qué es la responsabilidad civil extracontractual?

Es la que no se desprende de la existencia de un contrato previo, sino que se origina por las distintas circunstancias de la vida de la persona asegurada o de las actividades de la empresa asegurada.

La particularidad más notoria de los seguros de responsabilidad civil es que el seguro no sólo se hace cargo de la indemnización de los daños causados al perjudicado, sino que facilita al asegurado la defensa civil, en donde puede incluso elegir el abogado que quiere que lo represente, tanto para el caso de que sea el reclamado como el perjudicado de un daño. También se obliga el asegurador a depositar las fianzas judiciales exigidas en tanto no se determine el alcance de su responsabilidad.

¿Qué es la responsabilidad civil particular?

Se trata de la responsabilidad en que puede incurrir una persona en su vida privada.

El alcance de los daños puede ser corporal, material o patrimonial. Entre las modalidades más frecuentes se pueden citar la responsabilidad civil del cabeza de familia, la del propietario de inmuebles, la del propietario de animales domésticos, Como directivo de club social, Presidente de la comunidad de propietarios. etc.

¿Qué es la responsabilidad civil de explotación?

Es la modalidad que cubre las consecuencias económicas en las que puede incurrir una empresa, ya sea industrial o comercial, en el desarrollo de su actividad, tanto por parte del desempeño de las funciones propias de la empresa como del daño que puedan causar las instalaciones de la misma. En este caso, el perjudicado siempre es alguien que no está vinculado a la empresa por relación laboral alguna.

¿Qué es la responsabilidad civil patronal?

Es aquélla que nace cuando se causa un daño a los trabajadores de la empresa por negligencia demostrada del patrón. Sólo se puede acreditar esta responsabilidad en caso de que existan lesiones al trabajador o su fallecimiento. 

¿Qué es la responsabilidad civil cruzada?

Es en la que incurre el constructor de una obra por los daños que ocasionan en la misma las empresas subcontratadas.

¿Qué es la responsabilidad civil de productos?

Es aquella modalidad de seguro de responsabilidad civil en la que se cubren los daños personales y materiales que causan el uso y la tenencia de los productos puestos en circulación por parte del fabricante de los mismos. El daño lo causa directamente el producto al consumidor y éste reclama directamente al fabricante.

¿Qué es la responsabilidad civil profesional?

Es la que cubre los daños que causa un profesional a sus clientes como consecuencia de acciones u omisiones derivados de la prestación de un servicio propio del ejercicio de su actividad profesional.

¿Cuáles son los seguros obligatorios de responsabilidad civil?

Las tres modalidades que son de contratación obligatoria, en función de la actividad que se desempeñe, son:

1. La responsabilidad civil derivada del uso y circulación de vehículos a motor.

2. La responsabilidad civil del cazador.

3. La responsabilidad civil de los riesgos nucleares.

4. La responsabilidad civil de Embarcaciones de Recreo

En estos casos, la asignación de la responsabilidad civil es objetiva. Por el hecho de llevar un arma en la mano, el cazador es responsable, aunque la víctima estuviera escondida o no existiera buena visibilidad.

R.C. ADMINISTRADORES R.C. ARMAS DE FUEGO R.C. ASOCIACIONES R.C. DE LA CARGA TRANSPORTADA R.C. CAZADORES R.C. CENTROS MEDICOS R.C. CONTAMINACION R.C. EMPRESAS DE INFORMATICA Y MULTIMEDIA R.C. EMPRESAS DEPORTE AVENTURA R.C. EMPRESAS RIESGOS LABORALES R.C. ESPECTACULOS R.C. FAMILIAR R.C. RIESGOS MEDIAMBIENTALES R.C. PATRONAL R.C. PRODUCTOS R.C. PROFESIONAL R.C. PERROS DE RAZAS PELIGROSAS R.C. RIESGOS NUCLEARES R.C. SEGUNDOS TRAMOS


En esta web, propiedad de BROKER MENORCA CORREDURÍA DE SEGUROS S.L., aseguramos la total protección de los datos de carácter personal proporcionados por nuestros usuarios.

De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos, le informamos que los datos personales facilitados a través de los formularios de esta web o mediante mensajes de correo electrónico, podrán ser incorporados en nuestros ficheros, en concreto al denominado 'Formulario de contacto web' y serán tratados de manera automatizada. Mediante el envío de los formularios existentes en esta web, el remitente da su consentimiento para ser incluido en los mencionados ficheros. Así mismo, le comunicamos que desde esta web se podrán recoger direcciones IP de los usuarios, las cuales serán igualmente tratadas de acuerdo a la normativa vigente. Las finalidades del fichero son gestión de clientes, contable, fiscal y administrativa, y servicios económicos-financieros y seguros, y publicidad y prospección comercial. Todos los ficheros han sido debidamente registrados en la Agencia Española de Protección de Datos.

Sus datos podrán ser cedidos, siempre protegiendo los datos adecuadamente, a: entidades aseguradoras, y otras corredurías o profesionales. BROKER MENORCA CORREDURÍA DE SEGUROS S.L. respetará en todo momento la confidencialidad de sus datos, según conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, sobre Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

En cualquier momento puede usted ejecutar sus derechos de oposición, acceso, rectificación, cancelación y oposición de su autorización sin efectos retroactivos en los términos especificados en la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal, conforme al procedimiento legalmente establecido. Estos derechos podrán ser ejercidos dirigiéndose por correo electrónico a brokerm@e-grial.net.

Formulario para solicitar información

Seleccione los elementos sobre los que desea información y háganos saber cómo ponernos en contacto con usted.

Enviar información del producto
Enviar información de la compañía
Contactar con un vendedor

Nombre
Cargo
Compañía
Dirección
Correo electrónico
Teléfono